Un hombre grabó el momento en que se le acercó una extraña cuyas manos estaban cubierta de sangre y que se vea muy alterada mientras golpeaba el vidrio de la ventanilla.
La escena podría haber hecho recular al espíritu más temerario, pero dos hombres de la localidad de Temirtau, en el norte de Kazajistán, tuvieron muy pocos reflejos al divisar a una mujer que se acercó a su auto visiblemente trastornada en el medio de la noche para pedir ayuda.

La mujer, de unos 29 años, tenía las manos cubiertas de sangre, su pelo desaliñado y una vos nerviosa con la que dio a entender que acababa de apuñalar a su novio durante una "fuerte pelea", informó el sitio inglés Daily Mail.

Ahora, la mujer enfrenta cargos por homicidio y podría pasar el resto de su vida en la cárcel.

Le confesó a dos extraños que había matado a su pareja