Al principio parecía que era una anomalía peligrosa, pero con el tiempo le encontró la vuelta y ya es una celebridad que atrae todas las miradas en cada evento al que asiste.
Jamie Keeton, de Chicago, en Illinois, Estados Unidos, se presenta a través de las redes sociales como "la mejor herramienta de marketing", pero su capacidad para comunicar acerca de una marca no radica en la oratoria, sino en un don que lo hizo famoso en todo el mundo: puede adherir latas y botellas a su cabeza gracias a que se le produce un efecto de vacío en el cuero cabelludo.

Embed
Keeton, quien es apodado muy apropiadamente "Canhead" ("Cabeza de lata"), tiene 47 años, una hija y un nieto, pero no es un hombre cualquiera: de todas las rarezas que puede ofrecer el marketing, él se presenta como la mejor herramienta disponible para mostrar una marca.

El misterio detrás de la capacidad de Keeton radica en que la piel de su cuero cabelludo genera un efecto de ventosa que hace que los objetos nunca se desprendan de él, informó el sitio ABC.

El hombre explicó que descubrió su don hace 20 años, cuando estaba en medio de un partido de beisbol de los Cubs apenas se acababa de afeitar la cabeza por primera vez, y pretendía usar una lata de soda para refrescarse.

"El equipo hizo un home run y solté mi soda para tratar de agarrar la pelota, pero no lo logré. Después no podía encontrar mi bebida. Resultó ser que estaba pegada horizontalmente en mi nuca y estaba cayendo al piso. Todos se reían", relató encantado el hombre.

Jamie Keeton, más conocido como "la cabeza imantada"
Con George Clooney:

Embed

A photo posted by @iamcanhead on

Con Adam Sandler:

Embed

A photo posted by @iamcanhead on