Debido al viaje de Mauricio Macri a Suiza para participar del Foro Económico Mundial en Davos, la Vicepresidenta recibió en el Senado al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y mañana irá para Casa de Gobierno.
En ejercicio del Poder Ejecutivo debido al viaje de Mauricio Macri a Suiza, la vicepresidenta Gabriela Michetti recibió este miércoles en el Senado al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y mañana se instalará en la Casa de Gobierno.
Michetti atendió su agenda en su despacho de la Presidencia del Senado y este jueves se trasladará a su oficina en Casa Rosada, confirmaron fuentes de su entorno a la agencia NA, hasta que Macri regrese el viernes de la ciudad de Davos, donde participa del Foro Económico Mundial.
La presencia de la Vicepresidenta en la Rosada contrasta con lo que ocurría con sus antecesor inmediato, Amado Boudou, quien nunca fue a Balcarce 50 cuando la ex presidenta Cristina Kirchner viajaba al exterior.
Incluso, Michetti ya había adelantado que reabriría el despacho destinado al Vicepresidente de la Nación en la Casa Rosada, espacio que había sido eliminado por Cristina Kirchner tras su pelea con su entonces número dos Julio Cobos y donde se construyó luego el Salón Eva Perón.
La idea es que el nuevo despacho para la Vicepresidenta funcione donde en la actualidad se encuentra la Casa Militar en el primer piso de la sede gubernamental, cerca del Salón Blanco, la cual a su vez será reubicada.
En mayo de 2012, en coincidencia con el aniversario número 93 del nacimiento de Eva Duarte de Perón, la entonces presidenta Cristina Kirchner había inaugurado el salón con su nombre y que fuera su despacho durante el Gobierno de Juan Domingo Perón.
Este jueves Michetti recibió en el Senado a Frigerio, junto al presidente provisional de la Cámara alta, Federico Pinedo, el presidente de Diputados, Emilio Monzó, y el jefe del bloque del PRO en ese recinto, Nicolás Massot.
En declaraciones a la prensa, la Vicepresidenta señaló que fue "una reunión de organización" con la idea de "tener una mesa que nos permita trabajar lo que es legislativo y con los gobernadores" y que la intención es "institucionalizar" estas reuniones para que se realicen "por lo menos una vez por semana".
"Frigerio nos informa sobre las negociaciones con cada provincia, qué tipo de obras o recursos se están trabajando en conjunto con los distritos, y nosotros, que tenemos en el Senado la representación de las provincias, podemos tener más claridad para el trabajo de consensos", explicó.
Dado que el ministro del Interior es quien lleva adelante el diálogo con todos los gobernadores, la comunicación entre él y las autoridades del Congreso obedecerán a la necesidad del oficialismo de superar la situación de minoría en la que se encuentra en ambas Cámaras.
Consultada acerca de la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias, Michetti admitió que "el tema se habla" pero ratificó que el Poder Ejecutivo mantiene la decisión de esperar al inicio del período ordinario en marzo.