La Justicia determinó que le cabía una pena en suspenso por el ataque, pero miles de usuarios de las redes sociales expresaron su indignación porque la sentencia fue "leve".
Vecinos y familiares a Justin Lloyd, un joven de 22 años que fue atacado con un taco en el ojo durante una pelea en Manchester, Gran Bretaña, protestaron esta semana porque el juez que intervino en la causa condencó a la agresora a una sentencia "en suspenso".

El confuso episodio tuvo lugar en el centro de Manchester en la noche del 18 de octubre de 2014, cuando Shadiya Omar, de 22 años, intervino taco en mano para auxiliar a su amiga y le clavó el objeto punzante en el ojo izquierdo, informó el sitio Manchester Evening News.

Lloyd sufrió lesiones graves, como puede observarse en las fotos que publicó en las redes sociales, aunque afortunadamente no perdió la vista. El muchacho explicó que le había ofrecido papas fritas a la amiga de Omar, pero cuando ella las apartó de mala manera quiso tirárselas en la cabeza.

La osadía de Lloyd fue interpretada como una agresión flagrante para Omar, quien se sacó su taco stiletto de Christian Louboutin y se lo clavó en el ojo al muchacho. Los amigos de la víctima detuvieron a la joven hasta que llegó la Policía.

Omar fue condenada a 18 meses de cárcel en suspenso por dos años, además de seis meses de trabajo comunitario y el pago de una indemnización de 100 libras para la víctima, informó el Manchester Evening News.

Tras conocerse la sentencia, muchos usuarios de las redes sociales se quejaron por considerarla leve, sobre todo después de las burlas de la chica en Facebook. "Mirame a los ojos", disparó entretenida.