El gato fue rescatado tras sufrir un percance que lo dejó cojo. Uno de los perros lo rescató y lo unió a la manada.

La expresión de llevarse "como el perro y el gato" podría haber llegado a su fin. Es eso o adaptarse a un significado mucho más adorable que el que estamos acostumbrados a darle. Lilo y Rosie dan fe de ello en estas fotos tomadas recientemente después de que un husky siberiano se convirtiera en el "ángel de la guarda" de este pequeño gatito pardo.

perros- gato (1).jpg


Sucedió hace unos meses, cuando el felino sufrió un percance que lo dejó cojo, pero vivo. Su héroe fue Lilo, un precioso husky que tras su rescate decidió adoptarlo como su nuevo cachorro de la manada.


perros- gato (10).jpg


Pero gracias a Lilo y su nueva familia logró recuperarse de sus heridas y ahora es miembro de esta feliz pandilla.

perros- gato (11).jpg


Estas son las fotos de la última feria del año, en las que la pequeña mascota parece encajar a la perfección con sus nuevos padres: tres hermosos huskies siberianos que antaño le salvaron la vida.

perros- gato (9).jpg


perros- gato (8).jpg


perros- gato (7).jpg


perros- gato (6).jpg


perros- gato (5).jpg


perros- gato (2).jpg