En medio de un nuevo amor, la capocómica intenta mantener en pie su familia y recurre a la espiritualidad.

Tras su paso por el Bailando y un viaje por los Emiratos Árabes, Carmen Barbieri se instaló en Mar del Plata, donde protagoniza Citas Peligrosas. A cinco años de su separación de Santiago Bal, la capocómica tiene un nuevo romance en puerta y apuesta a un cambio espiritual.

"Soy argentina, sanguínea, peleadora y cabrona, pero todo eso lo estoy bajando. No me hace bien pelear o discutir. Nunca inicio una guerra. La continúo, eso sí. Si me decías algo, te contestaba. Ahora cuento hasta tres, respiro hondo y me doy cuenta que no vale la pena", reflexionó.

Seguí leyendo más en RatingCero.com.