El azuleño Federico Delbonis fue el último tenista argentino en despedirse del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año en el que fue eliminado en la tercera ronda por el francés Gilles Simon por un contundente 6-3, 6-2 y 6-1 en una hora y 42 minutos de juego.
Delbonis, ubicado en el puesto 53 del ranking mundial de la ATP, había eliminado en las rondas previas al croata Ivo Karlovic (24º) y al rosarino Renzo Olivo (174º), pero no repitió el buen nivel ante Simon (15º) y lo pagó con la eliminación del torneo que se desarrolla en el complejo de Melbourne Park.

El zurdo, integrante del equipo de Copa Davis de la Argentina que el año pasado arribó hasta las semifinales del Grupo Mundial, concretó en Australia su mejor actuación en un Grand Slam, ya que antes había llegado a la segunda ronda en Roland Garros 2013 y también en el US Open 2014, donde perdió casualmente con Simon.

Si bien Delbo le había ganado dos veces al francés, en Casablanca y Niza 2014, ambas fueron sobre superficie de polvo de ladrillo, mientras que las caídas en el US Open (cemento) y Melbourne (rebound ace) fueron más lógicas ya que Simon es muy superior sobre canchas rápidas.

Delbonis fue el último argentino en el cuadro de singles, ya que anteriormente habían sido eliminados sus compatriotas Leonardo Mayer (36º), Marco Trungelliti (210º), Diego Schwartzman (89º), Guido Pella (75º) y el mencionado Olivo (174º).

El francés jugará en los octavos de final nada menos que ante el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, campeón del torneo en cinco ocasiones (2008, 2011, 2012, 2013 y 2015) y vencedor del italiano Andreas Seppi (29º) por 6-1, 7-5 y 7-6 (8-6).