Prefectura trabaja intensamente en la zona conocida como "Bosque Alegre", en busca de María Arce, de 54 años. Su pareja denunció que se ahogó, pero la familia sospecha de que se trata de un femicidio.
El hecho, que investiga la fiscal de violencia de género del Departamento Judicial San Isidro, Laura Zyseskind, ocurrió el domingo por la tarde.

Allí un hombre, de nombre José, le pidió ayuda a la Prefectura Naval Argentina porque, según dijo, había ingresado al agua junto a su mujer, con la que convivía hacía tres meses en una casa de la localidad bonaerense de Villa Tesei, partido de Hurlingham, y que en un momento dado la corriente la arrastró y él no pudo hacer nada por salvarla.

san_isidro.avi
El hombre pidió ayuda y desde entonces la buscaron por tierra en la zona del bosque, por si la mujer había conseguido salir por otro sector, y en el río con barcos y buzos, hasta este viernes sin resultados positivos.

"Creemos que miente, que la mató. Liliana tiene dos hijos viviendo en la costa, va dos veces por año y nunca se mete al mar. Le tiene miedo al agua, no es de meterse", dijo una nuera de Arce, respecto al principal motivo por el que creyeron que "algo no cerraba" en los dichos de José.

De acuerdo con el relato de la nuera, el hombre no les avisó de lo ocurrido y sólo se enteraron por vecinos que éste "andaba por su barrio llorando y diciendo que la mujer se había ahogado", por lo que fueron a buscarlo y lo hallaron "borracho y tirado en una esquina".

"Se me ahogó, estábamos en el río y se me fue",
es lo que se limitó a responderles José cuando le preguntaron qué había ocurrido.

La familia luego conversó con diferentes vecinos de la cuadra en la que convivía la pareja y éstos le dijeron que el hombre "la golpeaba y que la dejaba encerrada", luego de lo cual consiguieron hablar con una ex suegra.

Siempre de acuerdo con el relato de los allegados de la mujer desaparecida, la ex suegra les dijo que José "mató a su hija" y que tenía prohibido por la Justicia acercarse a ver al hijo que había tenido con ella.

Finalmente, los familiares de Arce se dirigieron inmediatamente a los Tribunales de San Isidro y le comunicaron a la fiscal Zyseskind lo que sabían.

Mientras tanto, Prefectura trabajaba en la zona del río en busca de la mujer, aunque por el momentos los resultados seguían siendo negativos.