La Cámara Federal de Mar del Plata revocó un fallo de primera instancia y advirtió que "la entidad de los derechos constitucionales" supuestamente violados por los decretos de Macri "ameritan la apertura de la vía del amparo".
La Cámara Federal de Mar del Plata revocó un fallo de primera instancia y tramitará un amparo contra el decreto presidencial que generó la disolución de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y creó el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom), el organismo que se convirtió en nueva autoridad de aplicación en materia audiovisual y de telecomunicaciones.

Fuentes judiciales indicaron que, de esta manera, el tribunal habilitó el tratamiento de la acción entablada por Osvaldo Guillermo Francés, integrante de la Asociación de Radiodifusoras Bonaerenses y del Interior de la República Argentina (Arbia) y vicepresidente del disuelto Consejo Federal de Comunicación Audiovisual (Cofeca).

"La entidad de los derechos constitucionales cuya violación es aquí aducida, ameritan la apertura de la vía del amparo, pues no sólo se relacionan con el derecho a la libertad de expresión, sino que incluso se encuentran vinculados con la forma republicana de gobierno", sostuvo la Cámara.

El Cofeca fue eliminado por aplicación de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que dispusieron la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), su reemplazo por otro organismo e introdujo cambios en la ley de Medios.

Francés advirtió que los decretos presidenciales "más allá de la intervención del AFSCA, crearon una nueva autoridad de aplicación de normativa audiovisual y de telecomunicaciones" y cuestionó "la utilización de los decretos de necesidad y urgencia para sobrepasar la voluntad del Poder Legislativo".

El planteo había sido desestimado en primera instancia por el juzgado federal número cuatro de Mar del Plata pero la Cámara, con las firmas de los jueces Jorge Ferro y Eduardo Pablo Jiménez revirtió esa decisión y sostuvo que "es indudable que no puede cuestionarse aquí la legitimación del amparista para someter la cuestión al amparo judicial".

"Es claro aquí que los decretos impugnados disuelven el organismo integrado por el amparista, afectándose así nítidamente facultades de actuación que habían sido alcanzadas mediante la designación legítima como representante en el Cofeca", sostuvieron los jueces.

No obstante, los magistrados explicaron que "si esa afectación se encuentra dentro de los carriles constitucionales o no, será objeto de análisis oportunamente" con lo cual se limitaron a habilitar el tratamiento del amparo sin entrar a analizar el fondo de al cuestión.