Causó pánico entre la población local y los turistas. Los investigadores lograron identificarlo el jueves. Se confirmó que se trata de un habitante del lugar que tiene problemas psiquiátricos.
Un hombre de 32 años fue detenido este viernes por la tarde en un departamento de Villa Gesell acusado de ser la persona que este martes disparó con un rifle de aire comprimido e hirió a un policía en la fiscalía local.

Según informaron fuentes policiales a minutouno.com, el detenido identificado como Emiliano Moya quedó imputado por "abuso de armas agravado, daño agravado por ser ejecutado en bienes de uso público y homicidio agravado por ser cometido contra un miembro de fuerza de seguridad pública en grado de tentativa.

En un primer allanamiento realizado en su domicilio, fue tenido el padre del agresor. Allí también se encontró cocaína y sellos de autoridades policiales por el cual se realizará otra investigación independientemente de la que produjo la detención de Emiliano Moya.

El ahora detenido vive a unos 50 metros de la fiscalía Descentralizada de Villa Gesell y según trascendió habría disparado desde la ventana de su casa.
Los investigadores habían identificado este jueves al tirador y el intendente de esa ciudad, Gustavo Barreras, confirmó que "se trata de un habitante del lugar que tiene problemas psiquiátricos", por lo que descartó que se tratara de un "francotirador".
El hecho ocurrió este martes por la mañana en la Fiscalía Descentralizada, ubicada en el cruce de Paseo 110 y Boulevard, cuando un policía que estaba custodiando el lugar fue alcanzado por el disparo de un rifle.
El efectivo recibió el balazo en la cintura, al salir a la vereda del edificio para ver qué ocurría debido a que unos minutos antes se había escuchado un golpe en el vidrio de una de las ventanas. Según contaron las fuentes, cuando el agente regresaba al interior del edificio, sintió un golpe en la cintura, justo donde tenía puesto el cinturón.

Los pesquisas sospechaban desde el inicio de la investigación que no se trataba de un ataque específicamente dirigido a la fiscal y sus asesores, y manejaban la hipótesis que el agresor era una persona con problemas psiquiátricos o bajo el efecto de algún tipo de estupefaciente.
En el caso interviene la Comisaría 1ra de Villa Gesell, y la causa tramita en la Fiscalía de General Madariaga, a cargo del fiscal Walter Mercuri.