El precio del petróleo cerró con fuerte alza por segunda jornada consecutiva, tras haber caído esta semana hasta niveles de 2003, estimulado por la confianza que ha generado en los mercados el Banco Central Europeo (BCE) al mostrarse proclive a nuevos estímulos.
El estadounidense Texas (WTI) trepó un 9%, hasta 32,19 dólares por barril, y el Brent europeo avanzó un 10%, hasta los 32,18 dólares.

La nueva inyección de liquidez que ha sugerido el BCE y la perspectiva de que el Banco de Japón (BoJ) estudie acciones similares han animado los mercados y estimulado el repunte del crudo, que también se ha beneficiado del cierre de posiciones por parte de inversores que apostaron por una fuerte caída del precio del barril.

Seguí leyendo en ámbito.com.