Según informó la titular de Desarrollo Social marplatense, Vilma Baragiola, el temporal "desenterró árboles y postes de luz, mató animales, voló alrededor de 15 techos y destruyó una casa". Hay dos evacuados.

La cola de un tornado, según definieron los especialistas, se llevó este viernes varios techos y viviendas humildes a más de 300 metros de su ubicación original en la zona norte de Mar del Plata. Además, en otros barrios periféricos se reportaron también caídas de árboles y postes de tendido eléctrico.

Si bien no se registraron víctimas, desde el Ministerio de Desarrollo Social del municipio aseguraron que los daños a las familias damnificadas fueron "muy severos".

El fenómeno natural ocurrió pasadas las 19.30, luego de una tarde con chaparrones intermitentes y tras una madrugada en la que se desató una fuerte tormenta en el barrio La Trinidad.

Dos evacuados y diversas familias asistidas por la Municipalidad fue el saldo que dejó el temporal, debido a la destrucción de techos, paredes y otras partes de las casas que sufrieron la acción del fuerte viento.

En lo que respecta a las inundaciones, el barrio más afectado, según Defensa Civil, fue Caisamar. En tanto, en el Bosque de Peralta Ramos hubo caída de árboles aunque no daños materiales.

El tornado dejó a algunos vecinos "sin nada", según explicó la titular de Desarrollo Social, Vilma Baragiola, quien fue hasta el lugar para asistir a los afectados.

"Hay personas que perdieron todo", resumió la funcionaria y narró que "la cola del tornado que pasó por unos pocos minutos por el barrio La Trinidad, desenterró árboles y postes de luz, mató animales, voló alrededor de 15 techos y destruyó una casa". "Hay chapas que volaron más de 200 metros de las casas", graficó la funcionaria.