Los fanáticos del animé calcularon que el campo de juego podría haber medido unos 18 kilómetros de largo, pero su creador dio una explicación muy lógica al respecto.
El creador del animé "Supercampeones" reveló esta semana por qué la cancha se veía eterna en cada secuencia de juego: no era un estadio Maracaná afectado por esteroides, sino un escenario perfecto para la introspección de los personajes.

Los fanáticos de la serie japonesa aseguraron que la cancha debía medir 18 kilómetros a juzgar por lo que tardaban en recorrerla Oliver Atom, Benji y sus compañeros, pero Yoichi Takahashi explicó al sitio español Sport que era sólo un recurso narrativo.

"Piensa que el jugador va corriendo, pero está pensando al mismo tiempo. Y ocurre lo mismo con el jugador que defiende", señaló Takahashi.

"Entonces no sólo se trata de explicar lo que está ocurriendo en el campo, sino que también explicábamos el mundo interior de los personajes. Y esa parte, claro, ocupa un tiempo y hay que hacerla gráfica. Quizás por todo es parecía tan largo el campo", admitió.

Así se formaron los campos eternos, y así también los personajes llegaron a correr a una velocidad imposible para los humanos.