Se realizaron dos encuentros para avanzar en la reorganización interna y acordar una posición común frente al macrismo: once gobernadores se reunieron en San Juan, mientras dirigentes del PJ bonaerense llevaron a cabo una cumbre en Santa Teresita.
El peronismo realizó este sábado dos encuentros para avanzar en la reorganización interna y acordar una posición común frente al macrismo: gobernadores amenazaron con recurrir a la justicia por el 15 por ciento de la coparticipación y se planteó discutir agenda económica y social.

Por un lado, los once gobernadores peronistas se reunieron en San Juan y emitieron un comunicado común donde reclamaron una solución "política" a la "inequidad" en la distribución de los ingresos, y amenazaron con ir a la justicia por el 15 por ciento de los fondos nacionales que corresponden a las provincias en concepto de coparticipación federal.
Por otro lado, dirigentes del PJ bonaerense realizaron un cónclave en la localidad de Santa Teresita, donde reclamaron más fondos de la Nación para la provincia y resolvieron solicitar audiencias con la gobernadora María Eugenia Vidal y con el presidente Mauricio Macri para abordar una agenda económica y social.

El texto consensuado entre los gobernadores justicialistas señala, entre otros puntos, que "hoy se vive una situación de profunda inequidad" en lo que refiere a la distribución de los recursos.
Además, critica la decisión del presidente Macri de anular un decreto del gobierno de Cristina Kirchner para devolver el 15 por ciento de coparticipación a todas las provincias, sobre la base de un fallo favorable de la Corte Suprema a los reclamos que durante la gestión kirchnerista sólo habían presentado San Luis, Santa Fe y Córdoba.
"Es imperioso que esta problemática se resuelva a través de la política, de lo contrario todas las provincias se verán obligadas a utilizar la vía judicial y la Corte ya fijó un antecedente muy claro del que no podrá alejarse", afirmaron los integrantes de PJ en el comunicado.
Entre otros, participaron del encuentro que se desarrolló en el Centro Cívico de San Juan el gobernador de esa provincia Sergio Uñac; el diputado nacional y ex gobernador José Luis Gioja; Juan Manuel Urtubey (Salta), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja).
También estuvieron Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Claudia Ledesma Abdala (Santiago del Estero), Carlos Verna (La Pampa) y Domingo Peppo (Chaco).
A pesar de no concurrir al encuentro, el ex gobernador bonaerense y ex candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, manifestó a través de su cuenta de twitter que con "afecto, gratitud y responsabilidad" acompaña "los términos del documento por una Argentina más justa y equilibrada federal".
"Destaco la vocación democrática y el respeto institucional por la gobernabilidad nacional y provincial", amplió.
Embed
Embed
Embed
Por otro lado, el encargado abrir el encuentro en la localidad balnearia de Santa Teresita fue el ex intendente de La Matanza y presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, Fernando Espinoza, quién señaló la necesidad de "discutir lo que pasó en estos 40 días del gobierno de Cambiemos".
Embed
Además, adelantó que en el corto plazo se generará "una agenda de trabajo para pedirle una audiencia a Vidal y a Macri".
El dirigente justicialista también criticó el decreto firmado por el mandatario nacional que incrementó en 160 por ciento los fondos de coparticipación federal a la ciudad de Buenos Aires: "Pareciera que los ciudadanos de la Capital fueran de primera, y que los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires, o Entre Ríos, fueran de segunda".
Entre las conclusiones de la reunión, Espinoza expresó que "hasta ahora lo que vemos es que el gobierno de Macri está generando medidas que benefician a los más ricos", y aseguró que se planteó "los lineamientos generales de cómo los intendentes, los legisladores, los funcionarios y los dirigentes del partido nos vamos a parar frente a la conflictividad social que se incrementa día a día".
En este sentido, agregó en un comunicado: "Será el peronismo el encargado de contener esa conflictividad social y, en caso de ser necesario, de liderar las protestas en la calle para defender los derechos de los trabajadores y de la clase media".