Así fue anunciado por una delegación de obispos colombianos que visitó al Sumo Pontífice en el Vaticano. "Colombia tiene una prioridad por que es algo definido por él", sostuvo el presidente de la Conferencia Episcopal, Luis Augusto Castro.
El papa Francisco "visitará Colombia en 2017 con o sin acuerdo de paz", ya que entiende que el país sudamericano es "la prioridad" en la región, según anunció este sábado una delegación de obispos colombianos que visitó al Sumo Pontífice en el Vaticano.

"Tuvimos un encuentro muy bueno con el Santo Padre, y nos confirmó que visitará Colombia en el primer semestre de 2017, con o sin acuerdo de paz, aunque sería mucho mejor si llegamos con el acuerdo firmado y madurado", aseguró hoy el presidente de la Conferencia Episcopal, Luis Augusto Castro, en una rueda de prensa improvisada a Télam y otros medios tras reunirse con Francisco en la Santa Sede.

"El Papa tiene deseos muy grandes de ir también a otras partes. Nos dijo que Brasil lo está esperando, Argentina también, lo mismo Chile. Pero Colombia tiene una prioridad porque es algo definido por él. Lo que sigue es una decisión de tipo muy práctico", enfatizó Castro, que visitó al papa junto al arzobispo de Bogotá Rubén Salazar Gómez, el de Villavicencio, Óscar Urbina Ortega y el de Calama, José Daniel Falla Robles.

Francisco prometió al presidente de Colombia Juan Manuel Santos en junio de 2015 que iría a Colombia "cuando se firmase la paz" entre el gobierno de ese país y la guerrilla de las FARC, negociación que puede culminar positivamente en marzo próximo.

"El Papa nos reafirmó su gusto de estar con nosotros. Está muy claro que él quiere ir y está muy interesado en el proceso de paz, pero él va a ir con o sin proceso de paz. Y a nosotros nos conviene que el proceso de paz haya madurado y él le ponga un punto final a todo esto. La fecha no es muy clara en el primer semestre pero se está estudiando", agregó el religioso.

"Hemos estudiado una propuesta muy reservada para que nos digan cuál puede ser el itinerario definitivo. Podemos lograr que se quede entre 3 y 5 días para una buena visita a diferentes regiones del país", estimó Castro sobre un posible itinerario. En esa línea, ratificó que espera que el Sumo Pontífice "pueda encontrarse con el mayor número de colombianos posibles que lo están esperando".

"Él está bien informado de cómo van las cosas en cuanto al proceso de paz", definió por último el también arzobispo de Tunja en relación a cómo el Sumo Pontífice monitorea las negociaciones que se llevan a cabo en La Habana (Cuba) y Oslo (Noruega) desde hace más de tres años.

El pasado septiembre las partes fijaron el 23 de marzo de 2016 como fecha tope para la firma de la paz, aunque Castro admitió que puede haber "flexibilidad" en esa fecha, que de todos modos "no compromete" la visita papal.