Mientras los demás habitantes del zoológico (y sus cuidadores) se resguardan del frío, Tian Tian salió de su cueva raudamente para retozar feliz tras una copiosa nevada.
El oso panda Tian Tian parece ser el único ganador en medio de la tormenta de nieve Jonas, que tiene paralizada a toda la costa este de los Estados Unidos. Mientras los otros animales del Smithsonian National Zoo y sus cuidadores se resguardan del frío, el plantígrado salió de su guarida para retozar alegremente.

La explicación para la felicidad de Tian Tian es muy simple: los osos pandas gigantes como él cuentan con una gruesa capa de pelaje que les permite mantenerse caliente durante los duros inviernos del Tíbet o de la provincia de Sichuan, en el centro de la China, a 3500 metros sobre el nivel del mar.

Tian Tian se divierte en la nieve