El incendio forestal del Parque Nacional Los Alerces (PNLA), en el oeste de Chubut, ya afecta a 1.600 hectáreas de bosques nativos y continúa muy activo, pese al descenso de la temperatura registrado anoche, y demanda el trabajo de más de 200 brigadistas, cuatro aviones y tres helicópteros.
El incendio comenzó el jueves alrededor de las 14, a 500 metros del portal de acceso al PNLA, en un sector denominado "Cañadón del arroyo Cascada", y las autoridades sospechan que tuvo un inicio intencional.

Si bien el fuego estuvo muy cerca de la Villa Futalaufquen no ingresó al lugar, aunque afectó a una casa, un galpón y animales de una familia de antiguos pobladores del Parque, y obligó la evacuación de una veintena de personas por prevención.

"El incendio continúa su desarrollo hacia las cumbres del cordón Situación y va avanzando hacia el bosque alto de lengas del valle cerro Cocinero y del arroyo Cascada", informo a Télam Gabriel Bauer, biólogo del Parque, destacando que "no se extendió hacia la ruta, ni hacia los sectores poblados".

La gestión de la emergencia está a cargo del Parques Nacionales y el Servicio Federal de Manejo del Fuego que, junto a Chubut y municipios vecinos, organizaron a los cientos de brigadistas y asistentes, medios aéreos, equipamiento terrestre y todos los recursos en uso ante el fuego.

Este domingo, se registra una jornada con vientos del oeste de 25 a 35 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, y se espera una temperatura máxima de 23 grados lo que, sumado a una humedad del 40 por ciento, tornan muy complicado el panorama para la lucha contra el fuego.

Bauer indicó que por ello prevén que el fuego "continúe teniendo fuerte actividad en algunos sectores, con rápida propagación y focos secundarios", precisando que por el viento no pueden operar todos los medios aéreos.

Incendio Alerces.jpg

El científico informó que por primera vez desde el jueves, este domingo permitirán el acceso de visitantes al Parque, con la organización de un sistema para el ingreso y egreso.

"Sólo se ingresará en caravana en las horas en punto, con acompañamiento policial y de Prefectura Naval. El egreso se realizará sólo en horas y media, también en caravana y con custodia"
, explicó.

Destacó que "los sectores públicos y servicios turísticos, como cabañas, hosterías, lugares de campamento, excursiones y senderos, se encuentran todos habilitados, excepto los que están siendo afectados por el incendio".

El sábado visitó el lugar el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, quien junto a sus colaboradores se contactó con autoridades y pobladores afectados para garantizarles el total acompañamiento del gobierno provincial.

Das Neves destacó la importancia de haber decretado la emergencia ígnea en Chubut un día después de haber asumido "lo permitió anticiparse al incendio y contar con un trabajo coordinado con el gobierno nacional, con siete medios aéreos operando".

En ese sentido, recordó que en Esquel, junto al ministro de Ambiente, Sergio Bergman, anunciaron "la decisión de declarar la emergencia ígnea, por las condiciones en la vegetación y el ambiente críticas, lo que ponía en peligro toda la zona boscosa de nuestra jurisdicción e inclusive los Parques Nacionales".

"Nación dispuso de más medios aéreos y en Chubut se tomaron medidas previas sin saber que esto iba a ocurrir, y la emergencia nos permitió contar con fondos desde el minuto uno de este incendio para dar respuesta a las necesidades de nuestros brigadistas".

Bauer dijo que los organismos nacionales trabajan bien coordinados en conjunto con la provincia, y que también cuentan con el apoyo de municipios vecinos y bomberos voluntarios de la zona.