El argentino Guillermo Barros Schelotto debutó como director técnico de Palermo con una goleada sobre Udinese por 4-1, como local, en el marco de la 21ra. fecha de la Liga italiana.
El ex entrenador de Lanús, sin embargo, no pudo sentarse en el banco de suplentes por no contar con el permiso de la federación local; en cambio sí lo hizo su hermano Gustavo, aunque las indicaciones a los jugadores estuvieron a cargo de Giovanni Bosi, DT de juveniles.

Los goles de Palermo, que así logró un triunfo importante en su lucha por la permanencia, fueron marcados por los suecos Robin Quaison y Oscar Hiljemark, el marroquí Achraf Lazaar, con asistencia del argentino Franco Vázquez, y el macedonio Aleksandar Trajkovski.

Ahora, con 23 puntos, Palermo trepó al 14to puesto y se alejó de la zona de descenso, que ocupan Carpi (18), Frosinone (16) y Hellas Verona (10).

Los Barros Schelotto ya habían estado en la tribuna en la derrota del pasado sábado ante Genoa por 4-0, como visitante, y el lunes asumieron oficialmente al frente del equipo siciliano, que el sábado visitará a Carpi en un cruce directo por la permanencia.