Según el denunciante, su familiar fue estafada por una compañía de sepelios que le cobró por el mejor de los servicios de entierro y le terminaron haciendo compartir la tumba.
Según la denuncia realizada por el nieto de la difunta que se identificó como "Luis", su abuela había pagado durante 40 años un servicio de sepelio a la compañía Previsora del Norte.

"El viernes falleció mi abuela. Ella pagó puntualmente durante casi 40 años un servicio de sepelio a la compañía Previsora del Norte. El sábado la enterraron, pero la sorpresa nuestra fue mayúscula cuando lo hicieron en un lugar donde ya había otro difunto y en medio de un verdadero basural en el cementerio de Tartagal. Ella había pagado el mejor servicio durante todos estos años", señaló Luis, quien hizo la denuncia a través de WhatsApp que pone a disposición de sus lectores el diario salteño El Tribuno.

Luego de esa primera wexplicación, el hombrre quiso seguir dando detalles de la macabra situación que les tocó vivir a él y a su familia: "Les cuento más: la enterraron a medias, dejando el cajón a la vista de todos, no les importó si pudiera llover o no ese día. Ella pagó tanto para nada".