Ayudará a las personas con discapacidad visual a leer contenido digital en dispositivos móviles.


Las personas con discapacidad visual pueden acceder al contenidos digitales de dos formas: usan monitores con pantallas mecánicas que transforman las palabras en símbolos del sistema braille y programas que leen en voz alta la información textual y gráfica.

Estos monitores, sin embargo, ofrecen un despliegue limitado. Con la tecnología existente, sólo es posible mostrar alrededor de 40 caracteres por pantallazo, lo equivalente a 10 palabras. Leer un documento extenso entonces conlleva horas.

braille smartphone video
Ante ello, el profesor Sile O'Modhrain, de la Universidad de Michigan, emprendió el desarrollo de una tecnología capaz de desplegar, por cada pantallazo, la información de una página completa en sistema braille. Esto permitiría una lectura rápida de los documentos por parte de personas con discapacidad visual.

Una de las posibilidades aportadas por esta tecnología es que permitiría no solo convertir palabras al braille, sino gráficos, mapas e incluso complicadas ecuaciones, informó la citada universidad.

Una de las motivaciones que existen detrás del desarrollo de esta tecnología no es solo facilitar la lectura de documentos, en braille, a través de dispositivos móviles, sino incentivar el uso de este sistema de comunicación que ha entrado en desuso.

Según la Federación Nacional para los Discapacitados Visuales de Estados Unidos, en la década del cincuenta alrededor de la mitad de los niños aprendía braille, "en la actualidad, el porcentaje es apenas del 10%", según la mencionada universidad.

El sistema está siendo desarrollado con el apoyo de Brent Gillespie, profesor de ingeniería mecánica, y Alex Russomanno, un estudiante de doctorado del mismo departamento. En la actualidad, un monitor capaz de desplegar símbolos de braille cuesta entre 5.000 y 50.000 dólares (depende del número de caracteres que se pueden desplegar por pantallazo).

El objetivo de este equipo es lograr una tecnología que solo cueste 1.000 dólares por unidad.

La pantalla en desarrollo utiliza principios de la microfluídica. El sistema usa aire para mover burbujas de aire presurizado que dan relieve u ocultan los puntos que conforman los símbolos de braille.