Un hombre fue asesinado de un balazo en el pecho delante de su esposa cuando un grupo de delincuentes intentó robarle el auto en el partido bonaerense de Tres de Febrero y por el crimen detuvieron a tres sospechosos tras un raid delictivo, persecución y tiroteo por el Noroeste del Conurbano.
Fuentes policiales y judiciales informaron que durante las aproximadamente cinco horas que transcurrieron entre el homicidio y las capturas, los asaltantes cometieron una "entradera" y se llevaron cautiva a una adolescente que fue liberada ilesa.

De acuerdo a los investigadores, todo comenzó el sábado por la tarde, alrededor de las 15.30, en el cruce de Aviador Curtis y Aviador Patallo, en la localidad Ciudad Jardín Lomas del Palomar, de Tres de Febrero, donde Eder Stocco (83), padre del recordado jugador de Boca Juniors Marcelo Stocco, iba a bordo de su auto marca Hyundai junto a su esposa.

Al llegar a dicha esquina, a pocos metros de su domicilio, la pareja fue interceptada por tres delincuentes armados que iban a bordo de un Ford Fiesta color gris y la amenazaron con fines de robo, dijeron los informantes.

Según las fuentes, los investigadores intentan determinar si Stocco se resistió o realizó algún movimiento que provocó que uno de los asaltantes le efectuara un disparo a la altura del pecho. Tras la agresión, los delincuentes escaparon sin robar nada, al tiempo que la víctima quedó tendida en el asiento del conductor hasta que fue trasladado de urgencia al Hospital Bocalandro de la vecina localidad de Loma Hermosa, donde murió a raíz de las lesiones sufridas.

Mientras los detectives de la Coordinación Departamental de Investigaciones (CDI) Tres de Febrero realizaban distintas diligencias en procura de localizar a los asesinos de Stocco, alrededor de las 20, los mismos sospechosos cometieron un asalto a mano armada bajo la modalidad "entradera" en una casa de Bella Vista, partido de San Miguel, a unos 14 kilómetros de la escena del crimen del anciano italiano. Allí, los delincuentes redujeron al dueño de la vivienda, ubicada en Quirno al 2200, casi Reconquista, en momentos en que se hallaba junto a su hija de 14 años.

Las fuentes indicaron que los asaltantes le sustrajeron al hombre un reloj pulsera, su teléfono celular y se llevaron cautiva a la chica en el mismo Ford Fiesta gris utilizado en el crimen de Stocco.

Tras la fuga, el padre de la adolescente llamó al 911 y aportó los datos sobre los delincuentes que se acababan de llevar a su hija, por lo que el personal policial montó un amplio operativo cerrojo en la zona y ubicaron el auto sospechoso en el cruce de ruta 8 y camino del Buen Ayre, a la altura de Bella Vista.

En esas circunstancias, los delincuentes liberaron a la adolescente cautiva y escaparon, por lo que se inició una persecución hacia la zona de Hurlingham, donde los policías detuvieron primero a unos de ellos, de 31 años. A su vez, un segundo delincuente ingresó a una casa ubicada en Alfredo Palacios al 2000, en la que una familia festejaba un cumpleaños aunque fue descubierto y detenido por los efectivos que continuaban la persecución.

Según los voceros, en poder de este segundo asaltante se secuestró un handy con frecuencia policial, el celular y el reloj presuntamente robado al vecino de la calle Quirno de Bella Vista, y dos pistolas calibre .22 largo con nueve cartuchos. Por último, en las afueras de una vivienda situada en la calle Isabel del Maestro al 1100, a unas dos cuadras de donde se desarrollaba la fiesta cumpleaños, los policías detuvieron al tercer delincuente, un joven de 26 años, cuando este quería escapar por los techos.

En su poder tenía una mochila con un revólver calibre .32 con dos cartuchos, ocho clavos 'miguelitos', una caja de 31 cartuchos .22 largo, una cinta de embalar y un juego de guantes, precisaron los informantes. Durante el procedimiento, los efectivos también incautaron el Ford Fiesta gris, en cuyo interior hallaron una pistola automática calibre 6.35.

Para los investigadores policiales y judiciales, el autor utilizado y las prendas de vestir que llevaban los tres detenidos indican que son los mismos que horas antes cometieron el crimen de Stocco.

En ese sentido, se van a someter a peritajes todas las armas incautadas para establecer si alguna de ellas fue la empleada en el homicidio. Todos los hechos son investigados por la fiscal Liliana Tricarico, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín, quien indagará a los apresados por "homicidio en ocasión de robo" de Stocco y los otros delitos cometidos durante el raid.