El vocero de Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (Aysa), Diego Muñiz, informó que "hacia el final del día de hoy" se habrá normalizado el suministro de agua potable en algunas áreas del norte del Gran Buenos Aires afectadas por una baja en la presión ocasionada por los camalotes que taponaron la toma de la planta potabilizadora General San Martín.
En diálogo con Radio 10, Muñiz explicó que la pérdida de presión "se debe a los camalotes que en un primera instancia no habían complicado el proceso de potabilización" porque "estaban en la costa", pero comenzaron a ser un problema "después de la sudestada del sábado, cuando se acercaron a la torre toma que está a dos kilómetros (de la orilla) y fueron taponando la torre toma y las rejas de esta planta".

"Nosotros lo que vamos a hacer hoy es un trabajo de limpieza de rejas que íbamos a hacerlo el sábado (pasado), y que no pudimos hacer por razones climáticas y por la bajante del río: creemos que con esto tendremos normalizado el servicio hacia el final del lunes, y el martes ya amaneceremos con el problema resuelto", dijo.

Muñiz explicó que los camalotes que llegaron desde el Litoral debido a las últimas inundaciones y la sudestada arrastró hasta la toma de la Planta San Martín, provocaron una baja de la producción de agua de un 10%, "y con las demandas que tenemos en esta época del año, esa producción que parece alta, del 90% de la planta, no alcanza a cubrir la demanda".

La zona más afectada sigue siendo el norte del conurbano, en particular la localidad de Villa Adelina, según explicó, mientras que "el resto está normal". Ante cualquier duda los usuarios pueden comunicarse al teléfono 0800-321-2482 durante las 24 horas.