Unas 3.500 personas quedaron este fin de semana atrapadas en la ruta nacional 7 camino a Chile por una serie de aludes. Sin alojamiento, algunas pasaron la noche en sus vehículos y vendedores llegaron a ofrecer a $500 una docena de empanadas.
Sin comida, con poco abrigo y con mucho frio. Así debieron pasar el fin de semana unos 3.500 turistas que quedaron varados en la ruta nacional 7, luego de los aludes que impidieron la circulación por la zona de Uspallata hasta Polvaredas en Mendoza.

Cielo Vanella es una mendocina que volvía de Chile en el camión de su marido junto a su bebé y una nena de seis años. "Hay mucho viento y no tenés dónde comprar. Anoche (por el sábado) pasamos muchísimo frío, porque también había viento, y lo peor es que no te dan ninguna solución", contó la mujer.

alud mendoza (1).jpg
Gentileza portal<i> Mendoza Online</i>. <br>
Gentileza portal Mendoza Online.
Además, relató que en la zona "no hay dónde comprar algo para tomar o comer". "Lo único bueno es que podés entrar al baño y te dan agua", agregó.

La misma situación vivió una familia porteña que estaba de vacaciones en Mendoza. Diana Reningger, su esposo Diego y el hijo de ambos de 7 años partieron el sábado hacia el Puente del Inca.

Sin embargo, cuando decidieron volver se encontraron con que Gendarmería había cortado la ruta por los aludes y quedaron varados junto a más de 3 mil familias entre el lugar turístico y Uspallata.

alud mendoza.jpg
Gentileza portal <i>Mendoza Online</i>. <br>
Gentileza portal Mendoza Online.
"Nos acaban de avisar que vamos a estar dos días acá. Tenemos dinero pero no hay nada abierto para comprar nada", aseguró Diana. Y agregó: "Estamos muertos de frío y sin abrigo y Dante (el hijo de la pareja) sufre mucho".

Pero la pesadilla no terminaba ahí. A las horas, personal de Gendarmería les avisó que no tenían comunicación y tuvieron que pasar la noche en el auto solo con la ropa que llevaban puesta.

Ante esta situación desesperante, algunos comerciantes quisieron aprovecharse de los turistas y subieron el precio de sus productos. Por ejemplo, una docena de empanadas en Penitentes se estaba cobrando a 500 pesos.

aludes-entre-Polvaredas-y-Punta-de-Vacas5.jpg
Aunque ya no quedan personas varadas, el paso internacional Cristo Redentor continúa cerrado tanto del lado argentino como chileno. "El paso internacional continuará cerrado hoy y recién se habilitaría mañana o el miércoles, por lo cual se recomienda no viajar por esta ruta y tomar otra alternativa", advirtieron desde el Ministerio de Seguridad mendocino.

Ante esta situación, el paso internacional El Pehuenche, que une la zona sur de Mendoza con la séptima región chilena, es una alternativa para viajar hacia o desde Chile, aunque el límite queda mucho más lejos dado que está a 589 kilómetros de capital provincial.

Embed
Seguridad informó que en total hubo once desplazamientos de lodo y barro, dos de ellos aludes, en la ruta 7, desde la localidad de Uspallata hacia el oeste hasta arriba de Polvaredas.

"Toda la gente varada fue evacuada ayer por la tarde-noche a través de una huella realizada por Vialidad Nacional y provincial, y por suerte están todos en sus hogares sanos y salvos", indicaron fuentes del ministerio.