El jardín zoológico de Mendoza, un centenario paseo que exhibe animales sin rejas, volvió a ser cerrado este lunes por las autoridades luego de que detectara la muerte de dos ciervos, por lo que la secretaría de Ambiente declaró "en emergencia" al establecimiento.
El zoológico reportó este lunes que entre la noche y la madrugada se produjeron los decesos de un gamo blanco y un ciervo colorado por lo cual los veterinarios los sometieron a autopsias para determinar la causa de sus muertes.

Ante ello, el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, y la dirección del Zoológico, acordaron el cierre "por tiempo indefinido y declararlo en estado de emergencia".

Ejemplares de distintos tipos de cérvidos murieron en ese zoológico desde fines de 2015, por lo que las autoridades mantienen abiertas investigaciones internas para determinar si algún tipo de alimento en fardo generó hongos tóxicos para estos animales o si otras causas provocaron los decesos.

En ese marco, las autoridades de Ambiente dispusieron un nuevo cierre del zoo "para facilitar las tareas de los empleados y poder así esclarecer de manera inmediata los sucesos".

La secretaría de Ambiente provincial aseguró que "se tomarán las medidas necesarias para evitar más muertes y garantizar la seguridad de todos los animales".

Con el cierre del zoológico, remarcaron, "ya comenzaron los nuevos operativos de seguridad". Asimismo, apuntaron que al evitar el acceso de público al paseo buscan "trabajar de manera segura e intensa en las investigaciones y preservar el cuidado de los animales".

Ambiente señaló que de acuerdo a lo informado desde el jardín zoológico "el primer examen visual colocó el horario del hecho durante horas de la madrugada".

"Las razones del deceso se desconocen y no se han podido relacionar con las muertes anteriores", aclararon las autoridades y señalaron que "los resultados de las necropsias arrojarán las pruebas que podrán vincular este episodio, o no, con las muertes que se produjeron en el último mes".

Además, apuntaron que "en materia de seguridad, se dispondrá de efectivos de la Policía de Mendoza en la vigilancia" del paseo.

El zoológico de Mendoza, ubicado en la ladera del cerro de la Gloria, fue creado en 1903 con un diseño del paisajista Carlos Thays y en 1939 el arquitecto Daniel Ramos Correa construyó el paseo que se convirtió en novedad para toda América Latina porque planteaba el concepto de "zoológico sin rejas".

En la actualidad, tiene más de mil ejemplares de distintas especies de animales en 48 hectáreas forestadas con espacios semiabiertos, aunque los más peligrosos como osos y felinos están resguardados tras mamparas blindadas o enrejados.