Las buenas condiciones climáticas contribuyeron a que los brigadistas lograran detener las llamas, incluso en el nuevo foco en las cercanías de Trevelín. La Justicia Federal investigará el origen del incendio, que se presume fue intencional.
Las buenas condiciones climáticas contribuyeron a que los brigadistas lograran contener el avance del fuego en el Parque Nacional los Alerces, en donde ya fueron quemadas unas 1.700 hectáreas, mientras el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, anunció que se le dio intervención a la Justicia Federal para que se investigue el origen del incendio, que se presume fue intencional.

Las tareas de los brigadistas se concentran ahora en avanzar en el control de las llamas lo más posible durante la jornada ya que se estima que la temperatura volverá a aumentar en los próximos días, mientras también se combate otro foco surgido anoche en cercanías de Trevelín, en inmediaciones de la Reserva Provincial Nant y Fall, que abarca unas cien hectáreas.
Gabriel Baur, biólogo del Departamento de Conservación del Parque dijo a la agencia Télam que el incendio que se inició el jueves pasado "está contenido y se comenzó el trabajo para lograr controlarlo".
Agregó que la contención del fuego, que permite evitar el avance hacia cualquiera de las direcciones, les permitió abrir el acceso normal de visitantes al Parque, sin las restricciones impuestas ayer de ingreso y egreso en grupos con custodia.
Por otra parte, el subsecretario de Bosques de Chubut, Leonardo Aquilanti, señaló que el incendio en Trevelin se inició ayer a las 19 junto a la ruta 259, que une la localidad chubutense con el Paraje Los Cipreses.
"Se inició en una zona de denso mosquetal (arbustos de rosa mosqueta), en el campo particular de la familia Jones y lleva afectadas a unas 100 hectáreas. Brigadistas que estaban combatiendo el incendio en el Los Alerces se trasladaron al lugar y lograron contenerlo", señaló el funcionario.
El ministro Bergman anunció que se le dio intervención a la Justicia Federal para que se investigue el origen del incendio en Los Alerces, a donde viajó este fin de semana para participar del operativo que combate el fuego.
"No hay mejor manejo del fuego que prevenirlo, y eso tiene que ver con una conciencia cívica, con responsabilidad. Pero, fundamentalmente, con darle intervención a la Gendarmería Nacional y la Justicia Federal, como estamos haciendo en este momento. Necesitamos ir a fondo con la ley", dijo Bergman.
Además destacó la importancia de anticiparse a la temporada de incendios forestales, con la campaña "Bosques sin fuego" que los organismos federales y las provincias patagónicas coordinaron a mediados de diciembre, y que se reflejó en el rápido y organizado ataque al incendio del Parque Nacional Los Alerces (PNLA).
"La organización de esa campaña, preventiva y de refuerzo de recursos, nos dio un margen de gestión de la emergencia muy importante. A pocas horas de detectado el incendio ya estaban trabajando en el lugar 150 brigadistas, cuatro aviones hidrantes, tres helicópteros y otro equipamiento", dijo en diálogo con Télam desde el sector afectado por el incendio.
Bergman llegó ayer a la tarde a Esquel y recorrió la zona del incendio con autoridades de la emergencia y brigadistas, se encontró con la familia Tardón, que perdió su casa con el fuego, y participó anoche de la reunión operativa de cierre de la jornada de trabajo, que se vio interrumpida por el surgimiento de otro foco en Trevelin, a unos 100 kilómetros al sur del lugar.
"Los jefes y técnicos estaban analizando el comportamiento del incendio y el trabajo de combate del fuego durante el domingo, con los datos meteorológicos del día y los previstos para el lunes, y de pronto llegó la información del foco en Trevelin. Enseguida se dispuso el envío de brigadistas y medios aéreos, para que actúen antes de la caída del sol", expresó.
Bergman evitó referirse a hipótesis sobre los presuntos incendiarios y su intencionalidad, ante la consulta sobre versiones que vinculan los incendios a intereses y especulación inmobiliaria.
"Son versiones periodísticas, especulaciones que no voy a alimentar. La investigación está en manos del juez, y vamos a poner todo a disposición para apoyarlo. Las versiones que circulan son más humo sobre el que ya produce el incendio", expresó.
Por otra parte, la senadora nacional Magdalena Odarda (ARI-CC) insistió en la necesidad de cambiar la ley 26.815, del Sistema Federal de Manejo del Fuego, para evitar la búsqueda de lucro o aprovechamiento de porciones de tierra quemadas.
La iniciativa surgió luego de los incendios forestales de enero, febrero y marzo de 2015, cuando más de 60.000 hectáreas de bosque nativo de la Patagonia sufrieron incendios intencionales, entre ellos uno que afectó a 1.500 hectáreas en el Parque próximo al sector en llamas actualmente.
El nuevo foco en cercanías de Trevelín es un incendio de reducidas dimensiones y si las condiciones climáticas no cambian de manera brusca los brigadistas confian en poder controlarlo en forma rápida.
La quinta jornada de combate comenzó hoy a las 6 de la mañana, con la operación de 4 aviones hidrantes, 3 helicópteros con helibalde y 5 autobombas forestales, del Servicio Federal de Manejo del Fuego (SFMF). Trabajan también, la Administración de Parques Nacionales, el Sistema Provincial de Manejo del Fuego, Vialidad provincial y el cuerpo de bomberos de Esquel y Trevelin.