El Gobierno manifestó su preocupación por la suspensión de la segunda vuelta electoral en Haití, que debió realizarse el domingo 24 de enero y pidió "diálogo" para la transición pacífica y ordenada.
De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el gobierno "sigue atento la evolución de la actual crisis política en ese país y destaca la importancia de que todos los actores involucrados expresen sus opiniones pacíficamente y participen en un diálogo franco y constructivo".

La misiva agrega que de ese modo se puede "completar por la vía del consenso y de la no-violencia" el proceso electoral en curso, a la vez que lograr "una transición pacífica y ordenada" del poder durante el año 2016.

El gobierno argentino expresó, además, su "solidaridad con el pueblo haitiano y el derecho que le asiste a tomar parte en elecciones periódicas, libres y justas, para una renovación democrática de sus autoridades políticas".

El pasado viernes el presidente del Consejo Electoral Provisional, Pierre-Louis Opont, anunció la suspensión de la votación para elegir presidente por "cuestiones de seguridad" y ante las protestas de la oposición en las calles que denunciaba fraude.