Las acciones chinas volvieron a desplomarse en medio del temor inversor y su caída se traslada a los mercados europeos, donde se registran bajas del más del 1%. La bolsa de Tokio cerró con una baja de 2,35%.
La bolsa de Shanghái cerró este martes con una caída de casi 6,5%, debido a las ventas masivas en un clima de pánico general, y su descenso se traslada a los mercados europeos que operan con descensos del más del 1%.

Con este nuevo desplome, la bolsa de Shanghái, que parecía haberse estabilizado en las últimas dos semanas, volvió a mostrar una gran volatilidad, que le ha hecho perder casi un cuarto de su valor en lo que va de 2016.

Lo cierto es que Shanghái perdió un 22,3 por ciento sólo este mes, después de haber conseguido cerrar 2015 con unas ganancias acumuladas de un 9,41 por ciento, a pesar de sus largos desplomes del verano pasado, cuando llegó a ceder hasta un tercio de su valor durante el mes de julio, aunque luego se recuperó durante el resto del año.

Para el segundo mercado de valores del país, la bolsa de Shenzhen, la situación es parecida, y tras su desplome de otro 6,96 por ciento de hoy, acumula ya también una caída de un 25,12 por ciento en lo que va de enero.

Detrás de esa estela de renovada incertidumbre, las bolsas europeas retroceden y amplían las pérdidas de la sesión anterior, tras los descensos en Asia y en momentos en que los precios del petróleo ceden por debajo de los 30 dólares.

La bolsa de Fráncfort (Alemania) abrió en baja y su índice DAX 30 descendió en los primeros compases de la negociación un 1,28 %, hasta los 9.611,84 puntos. En tanto, la bolsa de Valores de Londres descendía 83,07 puntos, el 1,41%, y se situaba en 5.793,93 enteros

El mismo escenario se vivía en Milán, donde la bolsa abrió en negativo y su índice selectivo FTSE MIB cedía el 1,52 % y el índice general FTSE Italia All-Share cedió un 1,45 % y descendió a los 20.012,77 enteros.

Por su parte, el índice general de la bolsa de valores de París registró una caída del 1,60 % en la apertura de la sesión y se situó en 4.242,14 puntos.

Otro de los mercados que cerraron en baja fue Tokio, donde la bolsa bajó 2,35%, debido al retroceso de Wall Street en la víspera y la caída de los precios del petróleo.

El índice Nikkei de los 225 principales valores perdió 402,01 puntos a 16.708,90 puntos. En un mercado medianamente activo, se negociaron 2.160 millones de acciones.