Rodrigo Palacio tiene la cabeza en el Inter, que pelea en los primeros puestos de la Liga italiana, pero por estos días sumó una gran preocupación ya que unos intrusos tomaron una propiedad suya en Bahía Blanca, su ciudad natal.
Según consigna el sitio local labrujula24.com, el delantero, que el fin de semana anotó un gol en el empate de su equipo ante el Carpi, contrató a un abogado para intentar desalojar a los usurpadores del inmueble, ubicado en la calle Alvarado.

Así las cosas, habrá que ver cómo avanza el accionar de los abogados encargados del desalojo, que intentarán llevarle tranquilidad al jugador de 33 años, protagonista de la recordada jugada desperdiciada que podría haberle dado el título a la Selección argentina en la final de Brasil 2014 ante Alemania.

Palacio