El Presidente estuvo en el predio "La Providencia", donde se construye una capilla en honor al Cura Brochero, que será canonizado por el papa Francisco. Más tarde, encabezará una reunión con los funcionarios de su Gabinete.

El presidente Mauricio Macri asistió a una misa en homenaje al cura cordobés José Gabriel Brochero, que será canonizado por el papa Francisco en octubre.

En ese contexto, Macri afirmó que el cura Brochero es "el ejemplo de la Argentina que queremos, trabajó junto a la gente, fue un hombre positivo, y apostó a trabajar a futuro". Asimismo, destacó que "Córdoba es la provincia con más capacidad de empujar a la Argentina que viene".

El mandatario participó de la ceremonia religiosa de cierre de la Semana Brocheriana que, si bien es tradicional, este año tiene el condimento especial de la confirmación de la canonización.

Macri llegó acompañado por el gobernador Juan Schiaretti y compartió el acontecimiento con la cúpula de la Iglesia argentina. Más tarde, encabezará una reunión de Gabinete que se realizará en Córdoba.

La presencia de Macri en la misa se dio luego de que la semana pasada el papa Francisco firmara el decreto con el que reconoce el segundo milagro por la intercesión del beato argentino José Gabriel Brochero, por lo que se convertirá en el primer santo nacido y muerto en la Argentina.

El cura Brochero o el "cura gaucho", como se lo conocía, nació en Villa Santa Rosa (Córdoba) en 1840 y desarrolló su actividad pastoral en las sierras cordobesas hasta su muerte en 1914 en Villa del Tránsito, hoy Villa Cura Brochero.