La delegación iraní pidió que se cubriesen las Venus desnudas y otras estatuas por respeto a su cultura. Además, solicitaron un cambio en la "escenografía" de la sala de los Museos Capitolinos.
Las estatuas con desnudos, como las Venus de la época romana, que se encuentran en los Museos Capitolinos de Romas fueron cubiertos por respeto al presidente iraní que visitó el lugar.

Las imágenes de bloques de contrachapado blanco que cubren las estatuas del Museo que ayer visitó el presidente iraní aparecen este martes en los diarios locales y han suscitado alguna polémica entre los políticos.

Según el diario "Il Messaggero", la delegación iraní pidió que se cubriesen las Venus desnudas y otras estatuas por respeto a su cultura, así como también pidieron un cambio en la "escenografía" de la sala de los Museos Capitolinos donde aparecieron ante la prensa Rohani y el primer ministro, Matteo Renzi, tras su reunión.

Según este periódico de Roma, no les gustaba que apareciese la enorme escultura ecuestre en bronce de Marco Aurelio, la gran joya de los museos.

La decisión de ocultar las estatuas ha sido criticada por algunos políticos como el líder de la Liga Norte que calificó de "cosas de locos" el haber cubierto con paneles blancos parte de la historia del arte italiana.

"El cubrir las estatuas de los Museos Capitolinos para la visita de Rohaní es una prueba de demasiada atención que no puede ser compartida. El respeto de las otras culturas no puede y no debe suponer a la negación de la nuestra", declaró el diputado de Forza Italia Luca Squeri.

Los diarios italianos también destacaron hoy que tampoco se sirvió vino durante la cena que ofreció Italia a la delegación iraní.

Rohaní visitó ayer en el marco de su visita a Roma el área arqueológica de los Foros imperiales y una parte de los Museos capitolinos y mañana está previsto que entrará en el Coliseo acompañado por el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini.