Su abogado asegura que padece privación del sueño porque los funcionarios penitenciarios los despiertan a cada rato.

El líder del cartel de Sinalo denunció que es víctima de agresiones psicológicas en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano en la que ha sido recluido tras su segunda fuga.

Su abogado, Juan Pablo Badillo, manifestó que el narcotraficante sufre privación del sueño porque las autoridades penitenciarias han instalado una luz en su celda que está encendida siempre y le despiertan cada hora.

Ante la denuncia, el juzgado decididó otorgar una suspensión de plano a favor del capo de la droga para cesar los "actos de hostigamiento" en su contra.

La suspensión de plano suele concederse para frenar las torturas y los tratos crueles o degradantes, así como para los casos de destierro inminente, según informa el diario mexicano La Jornada.

"El Chapo" fue detenido el 8 de enero en un operativo de seguridad lanzado por los militares mexicanos en Los Mochis, Sinaloa, que se saldó con cinco muertos y seis detenidos, seis meses después de que huyera de la cárcel del Altiplano.

Anteriormente se había fugado del penal mexicano el 11 de julio a través de un túnel excavado en la ducha de su celda, por el que se coló a pesar de que estaba vigilado por cámaras de seguridad, desatando así la polémica sobre la actuación del Gobierno.