El flamante presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, definió este martes como "el gran objetivo" del esa entidad será que el Mundial 2030 sea en Argentina y Uruguay, para celebrar el Centenario de la primera Copa del Mundo.
"Hay que poner la semilla para que en el Centenario el mundial vuelva a casa", afirmó Domínguez en declaraciones televisivas luego de ser ungido presidente en el Congreso Extraordinario en Luque.
"Nuestro gran objetivo es que el Mundial 2030 sea en Argentina y Uruguay", sostuvo el dirigente.

El 7 de enero último los gobiernos de Argentina y Uruguay reflotaron en Colonia del Sacramento la postulación para organizar conjuntamente el Mundial como una celebración del centenario de la primera gran competencia organizada por FIFA en Montevideo.

"Nos hemos puesto de acuerdo que en el 30 de este siglo se van a cumplir cien años de ese evento tan importante que es una Copa del Mundo de fútbol y hemos decidido que no hay mejor oportunidad que comprometernos a candidatearnos juntos, Uruguay-Argentina, Argentina-Uruguay, para ser sede de ese Mundial", dijo el presidente Mauricio Macri, a menos de un mes de haber asumido primer mandatario de la Argentina.

Lo hizo ante su par uruguayo, Tabaré Vázquez, tras la cumbre que mantuvieron los dos mandatario rioplatenses en la colonial ciudad de la ribera oriental.

Fue justamente Vázquez, en su primer mandato como jefe de Estado, quien había propuesto al entonces poderoso presidente de la FIFA, y hoy suspendido por un comité de Ética, el suizo Joseph Blatter, organizar el Mundial del Centenario.