Se reunirá mañana al mediodía con 13 mandatarios provinciales que le llevarán un temario que incluye la discusión por la distribución de los fondos coparticipables, la reactivación de obras públicas paralizadas y el pago de deudas previsionales entre otras cuestiones.
El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, recibirá este miércoles al mediodía en Casa Rosada a un grupo de 13 gobernadores justicialistas, que el sábado pasado fijaron una posición común en San Juan para reclamar por un nuevo reparto de los fondos de la coparticipación federal, la reactivación de obras públicas y el pago de deudas previsionales.

Participarán de la reunión del mediodía en el Salón de los Escudos, los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Claudia Ledesma Abdala de Zamora (Santiago del Estero), Carlos Verna (La Pampa), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Uñac (San Juan).

Tanto en campaña como en los primeros días de gestión, Macri planteó que con su llegada a la Presidencia se inauguraba "un vínculo distinto entre la Casa Rosada y las provincias" y puso a su ministro del Interior a cargo del diálogo con los mandatarios. A pocos días de haber asumido, Macri recibió en la Residencia de Olivos a todos los mandatarios provinciales y declaró luego en conferencia que su deseo es "alcanzar un equilibrio en la distribución de los ingresos" aunque para plantear una nueva Ley de Coparticipación "hay muchas cosas que resolver antes".

Al no convocar a sesiones extraordinarias, el Gobierno decidió mantener el diálogo político con las Provincias a través de Frigerio, quien ya desde sus primeros días de gestión debió atender sus necesidades más urgentes como asistencia financiera para que provincias y municipios pudieran hacerle frente al pago de sueldos y aguinaldos.

Mañana, los gobernadores traerán el temario definido el sábado pasado tras la cumbre justicialista en San Juan y expresado formalmente en un documento titulado "Por un verdadero federalismo": proponen un reparto equitativo de los fondos de la coparticipación federal, la reactivación de obras públicas paralizadas y el pago de deudas previsionales.

En el documento que ya tomó estado publico quedó en claro el descontento ante el aumento de los fondos de coparticipación federal para la Ciudad de Buenos Aires, decretado por Macri el 18 de enero, al señalar que se trata de "una pésima noticia para los que estamos convencidos que el verdadero desarrollo viene de la mano de una mayor justicia distributiva".

"Los coeficientes de distribución de los fondos coparticipables no pueden ser modificados mediante un decreto, sino que deben acordarse con todas las provincias", señalaron los gobernadores.

Además precisaron que dicha distribución de recursos fiscales "es la principal herramienta que tenemos como Nación para corregir las desigualdades que se producen en distintas regiones" que "no pueden traducirse en desigualdades de oportunidades de nuestros compatriotas".

Y apuntaron contra otro decreto: el que dejó sin efecto el firmado por la ex presidenta Cristina Kirchner que le devolvía el 15 por ciento de lo recaudado a todas las provincias, ampliando el beneficio otorgado por el fallo de la Corte Suprema de Justicia que sólo le otorgaba ese reparto a las provincias de Córdoba, Santa Fe y San Luis.

Los justicialistas pretenden ir por la vía política para encontrar una solución, aunque agotada esa instancia, no descartan optar por la vía judicial. "Es imperioso que esta problemática se resuelva a través de la política; de lo contrario todas las provincias se verán obligadas a utilizar la vía judicial y la Corte ya fijó un antecedente muy claro del que no podrá alejarse", aseguraron.

"También es necesario llevar adelante las acciones necesarias para asegurar que el Gobierno Nacional cumpla con las obligaciones de financiar y saldar las obras públicas nacionales comprometidas en la totalidad de los presupuestos aprobados. Asimismo, debe atender las deudas previsionales existentes en las jurisdicciones provinciales", agregaron.

Sobre las obras, desde el Ministerio del Interior aseguran que se revisarán minuciosamente el estado de las mismas y las condiciones de esos compromisos para evitar irregularidades o que estén viciadas en sus procedimientos y adjudicaciones.

Hasta la reunión de mañana, Frigerio venía manteniendo reuniones por separado con algunos de los gobernadores, tomando nota de sus reclamos y empezando a poner en marcha algunas soluciones, como la asistencia financiera para el pago de sueldos y aguinaldos atrasados.

Sin embargo, el decreto presidencial sobre el aumento de coparticipación sobre la Ciudad de Buenos Aires generó "un pequeño malestar interno" sobre esa construcción, aunque mañana esperan poder recuperar la buena sintonía con los mandatarios, que destacaron la rápida convocatoria de Frigerio. "Vamos a la reunión a escuchar, con buena voluntad de trabajo y bien dispuestos", aseguran fuentes oficiales.

No sólo los justicialistas analizan ir a la Justicia para reclamar por la Coparticipación, tras la duplicación de los fondos coparticipables para la Ciudad y el desembolso de fondos para solventar la situación financiera de la Provincia de Buenos Aires; los gobernadores radicales como Ricardo Colombi (Corrientes) y Alfredo Cornejo (Mendoza) también amenazan con tomar acciones judiciales.

En la misma sintonía que lo planteado públicamente por el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta, en el Gobierno sostienen que el reclamo de los justicialistas es una manera de "volver a movilizar al peronismo" y mantenerse unidos, mientras definen su liderazgo y reordenamiento interno tras la derrota electoral de Daniel Scioli.