Apple registra un menor crecimiento de ventas de iPhone en su historia, sólo ha conseguido repuntar en ventas un 0,4%, con lo que se confirman los malos augurios.


El gigante tecnológico Apple anunció que las ventas del iPhone avanzaron al ritmo más lento de su historia durante el último trimestre de 2015 y pronosticó una caída en los ingresos durante el actual trimestre.

Apple vendió 74,77 millones de teléfonos iPhone durante su primer trimestre fiscal, que finalizó el pasado 26 de diciembre, por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban ventas de 76,54 millones.

Las ventas de iPhones, que representan alrededor de dos terceras partes de los ingresos de Apple, aumentaron un 0,5 % frente al mismo periodo de 2014, el ritmo más lento desde el debut del producto estrella de Apple en el año 2007.

La empresa adelantó también que durante el actual trimestre sus ingresos se desacelerarán al ritmo más rápido de los últimos 15 años, lo que pondría fin al periodo de enorme crecimiento experimentado por el gigante tecnológico de Cupertino (California).

Apple prevé ingresos de entre 50.000 y 53.000 millones de dólares en el trimestre que finalizará en marzo, por debajo de los 55.470 millones que preveía el consenso del mercado.

Unos ingresos de 51.500 millones de dólares representarían una caída del 11 % frente al mismo periodo de 2015, lo que a su vez supondría la peor contracción desde mediados de 2001.

La compañía calculó que su margen de beneficios brutos, los ingresos una vez descontados los costos, se situarán en el presente trimestre entre un 39 % y el 39,5 %, frente al 39,97 % que esperaban los analistas.

Por lo demás, Apple anunció que sus beneficios aumentaron un 1,9 % en el último trimestre de 2015, hasta los 18.360 millones de dólares, frente a los 18.020 millones del mismo periodo del año anterior.

Sus ingresos en el periodo aumentaron un 1,7 %, hasta los 75.870 millones de dólares, frente a los 74.600 millones del mismo periodo de 2014, el menor ritmo de crecimiento desde junio de 2013, pero aún así una cifra récord, gracias en gran medida a la fortaleza de las ventas en China.

Tanto los beneficios como los ingresos fueron récord, según destacó la compañía en un comunicado de prensa.

"Nuestro equipo logró el mejor trimestre de Apple de la historia, gracias los productos más innovadores del mundo y a las ventas récord de los iPhone, (los relojes inteligentes) Apple Watch y la Apple TV", afirmó el consejero delegado de Apple, Tim Cook, en el citado comunicado.

Pese a ese tono triunfalista, analistas y medios de comunicación se concentraron en el estancamiento de las ventas del iPhone y en las proyecciones para el actual trimestre.

Las acciones de Apple han caído un 24 % desde julio ante la preocupación de los inversores por el crecimiento futuro de la empresa y su gran dependencia de un solo producto, el iPhone.

La compañía pareció querer desviar la atención de su teléfono inteligente y reveló hoy, por primera vez, que ha vendido más de 1.000 millones de dispositivos, incluyendo al iPhone, sus tabletas iPad, los computadores Mac y sus Apple TV, entre otros productos.

El gigante de Cupertino indicó que esos dispositivos generaron 5.500 millones de dólares en ingresos por servicios en el trimestre que finalizó a finales de diciembre, un 15 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Los analistas estuvieron pendientes también de la evolución de los negocios de Apple en China, donde los ingresos aumentaron un 14 %, aunque existe preocupación sobre una posible desaceleración en el futuro próximo.

Cook, el consejero delegado de Apple, insistió este martes, durante una conferencia con analistas, que la empresa sigue creciendo en China pese a la inestabilidad en el país, aunque reconoció que ve señales de debilidad, sobre todo en Hong Kong.

El ejecutivo insistió, por lo demás, en que la fluctuación en el mercado de divisas ha perjudicado a la empresa y mencionó que el repunte de los ingresos hubiera sido del 8 % en lugar del 1,7 % de no haber sido por el inestable mercado cambiario.