Al actor se lo pudo ver a los gritos, supuestamente reclamando por una infidelidad de su ex pareja. Tuvo que intervenir la policía para calmar al artista.

Alfredo Casero protagonizó un verdadero escándalo policial en San Isidro. El actor fue a la casa de su ex pareja Marisa Rogel para reclamarle una supuesta infidelidad.


Seguí leyendo en RatingCero.com