El último fin de semana, la Premier League fue testigo de un gesto que poco tiene que ver con lo deportivo en sí, y mucho con lo humano. Su protagonista, Gerard Deulofeu, cumplió el sueño de un niño fanático del Everton y conmovió a todos.
George Shaw tiene 9 años, sufre de parálisis cerebral y es hincha fervien te del Everton, además de tener al jugador español como ídolo. Su padre subió un video del niño jugando al fútbol que generó gran repercusión y llegó a los ojos del jugador, que no dudó en contribuir.

Embed
Para eso, Deulofeu invitó al pequeño al duelo por la Premier League ante el Swansea, donde además lo pudo pelotear en pleno Goodison Park.

Pero la frutilla del postre llegó tras el partido, cuando llegó el encuentro tan esperado: George esperó a la salida del vestuario a su ídolo, que le regaló una camiseta firmada. En agradecimiento, el pequeño le confesó que estaba aprendiendo español gracias a él y le dijo: "Muchísimas gracias".

Embed
"Vi el vídeo como unas veinte veces y es increíble. Quise darle unas entradas para el Everton y mis botines porque me tocó realmente el corazón", confesó un emocionado Deufelou, nombre del que hoy habla toda Inglaterra.