El jugador y su mujer regresaron al país para instalarse en un barrio de City Bell tras vivir cuatro años en Europa.

Detrás del ceño fruncido, hay un gran hombre. Agustín Creevy no solo defiende la celeste y blanca en Los Pumas sino que dejó bien en claro que cuando se propone algo, lo consigue. Y de esto es testigo su historia de amor con Virginia Vercelli.

Se conocieron en una noche de vacaciones en Ferrugem hace ocho años y en 2012 se casaron en Buenos Aires, durante las vacaciones de receso: "Nos conocimos en Praia do Rosa, donde coincidimos por cuatro días. Recién la última noche, cuando estaba a punto de irme a Ferrugem, me dio su mail en su papel. Lo guardé como un tesoro. Pero un día, no me preguntes cómo, me di cuenta que lo había perdido", recordó Creevy.

Seguí leyendo más en RatingCero.com.