La exmodelo pasa días de relax en las playas de José Ignacio, donde compartió mates con Julieta Cardinali y mimos con su perrito.

A los 43 años, Florencia Raggi disfruta de los playas de José Ignacio, con un cuerpazo y la sonrisa de siempre intacta, luciendo su simpatía habitual.

Una importante revista la encontró en el parador La Susana, acompañada por Allegra, la perrita que suele mostrar con tiernas fotos en Instagram, y de su amiga Julieta Cardinali, con quien compartió unos mates y luego un chapuzón.

Mirá las fotos en RatingCero.com