Un empresario europeo desembolsó una pequeña fortuna por la impresión, que estaba expuesta en la casa de su autor, un artista irlandés.
Un empresario europeo cuya identidad no trascendió desembolsó un millón de euros, o sea 1.080.000 dólares, por la foto de una papa orgánica. La imagen es obra del artista irlandés Kevin Abosch, quien tenía una impresión del tubérculo en el comedor de su casa.

Abosch reveló que el comprador decidió hacerse con la foto de la papa durante una cena con vino en su casa de París, informó el sitio CNN. Existen sólo dos impresiones más de la imagen: una fue donada por el autor a un museo de Serbia, y otra permanece en su colección privada.

El fotógrafo irlandés suele vender a unos 500 mil dólares cada impresión de sus reconocidos retratos en los que la iluminación despega al personaje del fondo negro. Abosch retrató también a Yoko Ono y a las ganadoras del Nobel de la Paz Malala Yousafzai and Aung Sang Suu Kyi.

Pero el retrato del tubérculo titulado Papa #345, de 2010, significó un salto cuantitativo en el valor de Abosch, de 46 años, como fotógrafo prestigioso.

"Veo similitudes entre los humanos y las papas que hablan de nuestra relación individual con nuestra especie", explicó Abosch en su momento. "Por lo general la vida de una papa es violenta y la toman por sentado. Usé la papa como una aproximación al estudio ontológico de la experiencia humana", aseguró.