Un hombre ecuatoriano de 52 años falleció en Alicante, España, luego de olvidar las llaves de su departamento del tercer piso de un edificio. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.