El hecho ocurrió en la localidad sanjuanina de Caucete. La policía tenía cercados a los delincuentes, cuando de la nada una lluvia de piedras les destrozó el patrullero.
El barrio Guayamas, en Caucete, fue protagonista del vandalismo tras un asalto que sufrió una mujer en horas de la madrugada a la que le robaron una cartera. Tras un llamado al 911 se hizo presente un patrullero que se subió a una encarnizada persecución.

Embed
El raid se extendió por varias cuadras hacia el interior del barrio, donde inesperadamente y cuando ya estaban por dar con los ladrones una lluvia de piedras los detuvo. A fuerza de rocas un grupo de vecinos cubrió el escape de los asaltantes.

San Juan 1.jpg
A pesar del percance, y si bien los ladrones pudieron evadirse de los uniformados en ese momento, dos menores de edad, de 16 y 17 años, terminaron siendo detenidos por el ilícito y fueron trasladados hasta la comisaria.