El presidente Mauricio Macri encabezó un acto para presentar subsidios para el sector vitivinícola en Mendoza y no pudo evitar referirse al último Superclásico disputado en Mar del Plata, donde hubo cinco expulsados y un tenso clima dentro del campo de juego.
"No podemos volver a caer en el espectáculo bochornoso que tuvimos el sábado pasado", deseó Macri en referencia al inminente Superclásico que se llevará a cabo el próximo sábado en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

"El futbol tiene que ser un lugar de encuentro, donde uno gana y otro pierde No podemos volver a caer en el espectáculo bochornoso que tuvimos el sábado pasado", agregó.

Al respecto, el mandatario también se permitió bromear y sacó a relucir su fanatismo por el Xeneize: "Espero que en Mendoza sean tan buenos anfitriones como San Juan, donde a Boca siempre le va bien".

"Esperamos que San Juan se revalorice, bajemos la violencia", concluyó Macri.

BOCA RIVER VIOLENTO