A un año de la implementación del Registro Nacional No Llame, los vecinos que habían hecho el trámite para pedir que sus líneas dejaran de recibir los mensajes publicitarios, se siguen quejando.
Cualquier habitante del país, sea de la provincia que sea, hace 365 días que puede hacer un trámite para pedir que su teléfono quede excento de los acosos del telemarketing, sin embargo las cosas no estarían saliendo de acuerdo a lo planeado.

Cientos de miles de usuarios de todo el país respondieron a la propuesta sumando sus líneas al Registro Nacional No Llame. Pero un año después unas 4.700 personas por mes denuncian que, pese a la prohibición, los siguieron molestando.

Un informe de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales según publica esta viernes Clarín, revela que, desde su apertura en enero del 2015, al Registro Nacional No Llame se adhirieron 573.827 líneas, de las cuales el 61% fueron móviles (348.199) y el 39% (225.628) fueron fijas. El ritmo de inscripciones fue de casi 1.600 teléfonos diarios, con mucha demanda en Capital, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Mendoza y Córdoba.

El organismo de aplicación del Registro, dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación, indicó a su vez que en los primeros 12 meses recibieron 56.516 reclamos de personas que, estando en la "lista negra", continuaron recibiendo llamadas, SMS o mensajes de WhatsApp con ofertas indeseadas. Fueron 4.710 quejas por mes.

De ese total de denuncias, según las cifras oficiales, 15.762 se desestimaron por defectos formales o porque el llamado estaba dentro de las excepciones previstas por la ley 26.951, como las encuestas o las campañas políticas. Otras 31.295 quejas, en tanto, derivaron en 336 sumarios, de los cuales más de 100 ya pasaron a la etapa de aplicación de sanciones. Estas incluyen multas de $ 1.000 a $ 100.000.

En el primer año, entre los más denunciadas por llamar a líneas del Registro sobresalieron bancos, aseguradoras, tarjetas de crédito, empresas telefónicas y de servicios audiovisuales, y concesionarias de autos.