La Justicia de San Pablo también citó a su mujer por la supuesta compra de un departamento en el balneario de Guarujá.
La Fiscalía de San Pablo citó a declarar en calidad de investigado al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por supuesto lavado de dinero con la compra de un apartamento en el balneario de Guarujá.

El fiscal Cássio Conserino citó a declarar a Lula y a su mujer, Marisa Letizia Rocco, el próximo 17 de febrero en San Pablo para investigar si el ex presidente es propietario de un apartamento que no fue declarado, lo que constituye un delito de blanqueo de dinero.

Es la primera vez que el ex mandatario es llamado a declarar como investigado, pues hasta ahora sólo había sido intimado en calidad de testigo.