Los clubes madrileños podrán entonces fichar jugadres de cara a la próxima temporada si no hay antes una resolución definitiva del Comité de Apelación de la FIFA.
El Comité de Apelación de la FIFA les concedió al Real Madrid y al Atlético de Madrid la suspensión cautelar de la sanción que les impuso el 14 de enero pasado por irregularidades en traspasos y altas de jugadores menores de edad.

Los dos clubes madrileños fueron sancionados por dicho motivo y no podían fichar a ningún jugador en las dos próximos mercados de traspasos, el del próximo verano y el de invierno de enero del 2017.

Al serles concedida la cautelar, ambos clubes podrán fichar en verano si no hay antes una resolución definitiva del Comité de Apelación de la FIFA, y los menores investigados podrán seguir jugando hasta entonces.

"El Real Madrid comunica que la Comisión de Apelación de FIFA ha decidido suspender cautelarmente la sanción impuesta al club", anuncia en un escueto comunicado. El Atlético lo había hecho unos minutos antes: "La Comisión de Apelación de la FIFA nos concede la suspensión cautelar de la sanción mientras se resuelve el recurso presentado por el club", anunció el Atlético de Madrid en su cuenta de Twitter.

El club rojiblanco había presentado dos reclamaciones, una pidiendo la nulidad de la sanción y otra solicitando una suspensión cautelar hasta que Apelación resuelva el fondo del asunto. En el escrito manifestaba su desacuerdo con la resolución sancionadora y que había "obrado dentro de la legalidad en todos los casos", según explicó el club al principio de esta semana.

La FIFA también aplicó la cautelar de la sanción impuesta en abril del 2014 al Barcelona por la misma causa, pero el Comité de Apelación confirmó la sanción el 20 de agosto, por lo que se aplazó a los siguientes dos mercados de fichajes.