En pleno enero, la Ciudad y algunas localidades del Conurbano amanecieron este sábado con neblinas que desdibujaron los picos de las torres más altas de los edificios y hasta formaron algo de bruma sobre el río. Se dio en el filo del cambio de quincena veraniega.
Minutos antes de las 7, la escasa niebla que se presentó dejó en medio de una mañana húmeda y con gran probabilidad de lluvias un manto blanquecino en el horizonte porteño.


neblina.jpg

Según el Servicio Meteorológico Nacional el día comenzó con neblinas y bancos de niebla en áreas suburbanas a la vez que mantendrán una nubosidad variable y vientos leves a moderados del sudeste.


neblina2.jpg

En un verano donde las últimas semanas tuvieron temperaturas por encima de los 35 grados, la lluvia de ayer provocó un descenso del calor pero combinado con los altos niveles de humedad, se generó el fenómeno de las inusuales neblinas de verano.

Los lugares donde complicó más la visibilidad la neblina fueron Puerto Madero, Acceso Oeste y Ruta 2, entre otros.