Efectivos de la Policía Federal y la Metropolitana realizan este sábado un dispositivo en los barrios porteños de Caballito y Retiro para impedir que los manteros que fueron desalojados días atrás se vuelvan a instalar.
Los efectivos comenzaron a las 6 de la mañana a recorrer la avenida Rivadavia, desde Acoyte hasta Del Barco Centenera, para impedir "la venta callejera ilegal", aseguraron a Télam fuentes policiales al precisar que "se continúa con la medida ordenada por la fiscalía",

El procedimiento policial, que comenzó ayer con una mayor presencia de efectivos, "se realiza con normalidad", destacaron a media mañana, tras señalar que la medida que se está implementando "no es un operativo, es un dispositivo preventivo".

"Se está realizando el mismo servicio que ayer en Acoyte y Rivadavia y en Retiro", especificaron, y aseguraron que el operativo transcurrió con absoluta normalidad.

En esa zona los operativos se iniciaron a comienzos de esta semana, en los que la Metropolitana secuestró mercaderías como ropa y anteojos falsificados.

El jueves pasado los vendedores ambulantes que tenían instalados sus puestos en la vereda de la terminal ferroviaria de la línea Mitre, en la zona de Retiro, fueron desalojados por la Policía Metropolitana en un procedimiento donde un vendedor fue detenido al resistirse a desarmar uno de sus locales.

En tanto, el 22 de enero pasado hubo un procedimiento similar de requisa de depósitos y levantamiento de puestos callejeros en los barrios de Flores, Caballito y Once, acción que fue repudiada por los integrantes de la asociación de Vendedores Libres de la ciudad de Buenos Aires.