Las autoridades le confiscaron las mascotas en julio del año pasado y al menos un 60 por ciento fueron eutanasiadas. Todavía está pendiente un juicio por crueldad animal.
Un juez del Condado de Marion, en Florida, Estados Unidos, le prohibió a una mujer que vuelva a tener gatos en su casa después de que las autoridades rescataran 102 felinos de su hogar el 22 de julio de 2015.

Apenas 39 de los 102 gatos sobrevivieron tras ser rescatados de la casa de Diana Darnaby, en Summerfield, Florida, informó el sitio Ocala. La mujer ya había recibido una orden judicial de 2012 por la que no podía mantener más de 27 felinos en su hogar.

Los gatos sobrevivientes fueron tratados por infecciones respiratorias de diversos tenores, por lo que el juez de la causa, Thomas Thompson, decidió el miércoles pasado que Darnaby no tendrá una tercera oportunidad para convertirse en una dueña responsable.

Darnaby tiene un historial de conflicto con las autoridades sanitarias y de control de fauna del Condado de Marion, al punto que su hogar olía a amoníaco y la mayoría de sus mascotas respiraban por la boca, cosa muy inusual en los gatos.

El juez le había dado plazo hasta el viernes pasado a Darnaby para que le entregara a las autoridades los nueve gatos que había rescatado desde julio del año pasado. A partir de este momento, cualquier felino que se acerce a su casa deberá ser reportado al 911.