Al menos 85 personas murieron y decenas resultaron heridas en un ataque armado del grupo yihadista Boko Haram a un pueblo del norte de Nigeria.
El ataque tuvo lugar el sábado en la localidad de Dalori, cerca de la ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno.

Los yihadistas irrumpieron en el pueblo con un convoy de coches todoterreno y motocicletas, desde el que dispararon indiscriminadamente a la población y lanzaron granadas. Llegaron allí por caminos rurales, evitando los controles militares de la carretera principal.

Los yihadistas, que antes de abandonar el pueblo incendiaron un gran número de viviendas, lograron infiltrar durante el ataque a tres mujeres suicidas que detonaron sus explosivos, según relató el coronel Musthapa Anka al diario Nation.

También intentaron penetrar en el campamento militar que hay a las afueras de la población, pero fueron repelidos por las tropas tras un intenso tiroteo.

Este es el tercer atentado que comete el grupo terrorista en los últimos cinco días, en los que ha muerto más de un centenar de personas.

El primero se produjo el pasado miércoles en la localidad de Chibok, famosa por el secuestro de 200 niñas hace dos años y donde en esta ocasión murieron al menos once personas.

El segundo se produjo el viernes en la localidad de Gombi, también en el norte,
donde murieron al menos ocho personas.

El estado de Borno, donde se registró este último atentado, se ha convertido en uno de los mayores objetivos del grupo yihadista.

En 2015, Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "La educación no islámica es pecado", mató a más de 3.000 personas, a pesar de haber perdido la mayoría del territorio que controlaba en Nigeria y Chad.