Los cuadros tarifarios, que son parte de la Resolución 1 de este año del ENRE, cuyas disposiciones reglamentarias ya están disponible en la página web del ente de control, no hacen comparaciones con los valores anteriores, por lo que habrá que esperar el caso por caso para la evaluación final de los aumentos, más allá de los ejemplos que brindó el viernes pasado el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

Tal como fue determinado, en el tramo inferior, la Categoría número 1, están ubicados los beneficiarios de la llamada "Tarifa Social", es decir aquellos usuarios que reúnen los requisitos establecidos por el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (jubilados y pensionados con menos de dos mínimas, asalariados que ganen menos de dos salarios mínimos, quienes cobran planes sociales, desempleados y discapacitados, entre otros), quienes pagarán "cero" más un extra derivado del costo de generación.

Para quienes no estén en este primer universo y aún militen en la Categoría 1 debido a su bajo consumo, en el caso de los clientes de Edenor van a pagar un cargo fijo de $14,43 por acceder al uso de hasta 300 kilowats por bimestre, más un cargo variable de $0,556 por cada kilowat efectivamente consumido.

En tanto, para los clientes de la distribuidora Edesur los valores son levemente diferentes: $15,94 por el cargo fijo y de $0,577 por el variable.

Los tramos luego pasan a considerar los consumos de hasta 650 kilowatios bimestrales (Categoría 2); de hasta 800 (3); de hasta 900 (4); de hasta 1000 (5); de hasta 1200 (6) y de quienes consumen más de 1200 kilowatios (7) y en todos los casos siempre hay un cargo fijo y otro variable, de acuerdo al consumo efectuado bimestralmente.

La reglamentación de las nuevas tarifas también precisan en cuadros tarifarios aparte los descuentos que se aplicarán a aquellos usuarios residenciales "cuyo consumo de energía, comparado con el registrado en igual período del año 2015, se haya reducido en más de 10 y 20 por ciento", tal como se prevé en las resoluciones ministeriales de la semana pasada.

Además, el ENRE instruye a las distribuidoras Edenor y Edesur "a facturar con una periodicidad mensual a los usuarios de Tarifa N° 1 - Pequeñas Demandas, el importe que resulte de la medición bimestral de sus consumos, fraccionando al efecto en dos períodos similares a dicho lapso bimestral".

La normativa del órgano de contralor añade que las distribuidoras deberán "continuar liquidando en forma bimestral las facturas de los usuarios residenciales y generales cuyos ciclos de lectura cierren durante el mes de febrero, reflejando los montos correspondientes al consumo total del bimestre".

El ENRE señala además que "una vez finalizado el mes de febrero y normalizado el cambio de esquema de facturación, las distribuidoras deberán realizar los ajustes que pudieran corresponder por los consumos ocurridos durante dicho mes".